Venezuela ha destruido en una década casi 300.000 armas de fuego requisadas

El último operativo de destrucción se cumplió este miércoles y correspondió a un lote de 16.232 armas decomisadas entre diciembre de 2011 y junio pasado, precisó Hidalgo en una entrevista en el canal VTV de la red estatal de televisión. EFE/Archivo

VENEZUELA ARMAS

Caracas, 19 jul (EFE).- Las autoridades venezolanas han destruido 287.838 armas de fuego incautadas en todo el país a particulares en la última década, reveló hoy Reinaldo Hidalgo, de la Comisión Presidencial para el Control de Armas, Municiones y Desarme.

El último operativo de destrucción se cumplió este miércoles y correspondió a un lote de 16.232 armas decomisadas entre diciembre de 2011 y junio pasado, precisó Hidalgo en una entrevista en el canal VTV de la red estatal de televisión.

El Gobierno del presidente Hugo Chávez inició en 2003 un plan de incautación y destrucción de armas en poder de particulares y este año se aprobó una Ley de Desarme ciudadano, recordó el también secretario técnico de la Gran Misión A Toda Vida, programa gubernamental contra la inseguridad ciudadana.

Según cifras extraoficiales alrededor de 10 millones de armas circulan ilegalmente en un país de casi 30 millones de personas que cerró 2011 con 19.336 asesinatos, la mayoría tiroteadas, según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), que catalogó el pasado como “el año más violento de la historia nacional”.

Sin aludir al número de armas de fuego que el Gobierno estima que siguen en poder de particulares, Hidalgo dijo que entre 1980 y 1990 ingresaron al país de manera legal “más de 571.000 armas”, cuyos permiso de porte han sido anulados.

Adicionalmente, precisó Hidalgo, “aún queda como tarea ponerse al día con los sistemas de control de las armas orgánicas”; es decir, las que están en poder de los policías y las que se hallan en las llamadas “salas de evidencia”, usadas en hechos penales.

El metal obtenido de las armas destruidas será destinado a la construcción de viviendas “y en barras para fines artísticos” y para ello se firmará un convenio con la Universidad Nacional Experimental de las Artes, reveló el funcionario.

La Ley de Desarme implicó, entre otros asuntos, la prohibición a la venta de armas y municiones a particulares y acabó con el negocio de un centenar de armerías, según un registro de comercializadoras y galerías de tiro difundido en la página web de la Dirección General de Armas y Municiones, adscrita al Ministerio de Defensa.

El ministro del Interior, Tareck El Aissami, dijo en mayo pasado que hasta 1998, cuando Chávez ganó su primera elección presidencial, existían en Venezuela “más de 3.000 armerías privadas”, donde, aseguró, se podían adquirir armas sin tener el porte.