Keeping Your Family Safe in the Summer

 

Por/By Kimberly Baker

 

Una de las mejores cosas del verano es que es la época perfecta para unas divertidas aventuras. ¿Qué nos traerá cada día? ¡El cielo es el límite! Pero a medida que tú y tu familia se embarcan en una diversión de verano no planificada, no se dejen sorprender por las altas temperaturas y los días soleados.

Aquí hay cosas que puedes hacer para evitar que surjan problemas.

  1. Primero, empaca una mochila para el verano. Siempre ten listos los siguientes artículos de protección para el verano: un protector solar, un buen repelente de insectos, un pequeño botiquín de primeros auxilios y bocadillos para merendar. La hidratación es especialmente importante, así que lleva siempre contigo una o varias botellas de agua.
  2. Además, protege tu piel y la de tu familia. Usa un bloqueador solar que tenga un SPF (factor de protección solar) de al menos 30, y vuelve a aplicarlo cada 2 horas.
  3. Tercero, ¡mira el reloj! Durante el verano, somos más vulnerables a las altas temperaturas, los altos índices de rayos ultravioleta y las alertas de calidad del aire entre las 10 AM y las 2 PM, así que intenta planificar las actividades al aire libre antes o después de dicho período de tiempo.
  4. Y, por último, lee las letras pequeñas en la etiqueta de tu repelente de insectos. Durante los meses de verano, solemos ser muy cuidadosos cuando se trata de prevenir las picaduras de mosquitos. Sin embargo, debes tener en cuenta que los productos que contienen DEET no se deben usar en bebés menores de 2 meses.

¡De parte de todos nosotros en Church Health, esperamos que tanto tú como los tuyos se puedan mantener saludables y a salvo este verano!

Soy Kimberly Baker, de Church Health.

 

ENGLISH:

 

One of the best things about summer is the sense of adventure. What will each day hold? The sky’s the limit! But as your family embarks on unplanned summer fun, don’t be caught off-guard by high temperatures and sunny days.

Here are things that you can do to prevent problems from popping up.

  1. First, pack a summertime go-bag. Always have it ready to go with your must-have summer safety supplies: sunscreen, bug spray, a small first aid kit, and snacks. Hydration is especially important, so have water with you wherever you go.
  2. Also, protect your skin.Use a sunblock that has an SPF of at least 30, and reapply it every 2 hours.
    3. Third, watch the clock! During the summer, we’re most vulnerable to high temperatures, high UV indexes, and air quality alerts between the hours of 10 AM and 2 PM, so try to plan your outdoor activities around these hours.
  3. And last, read your bug spray’s fine print. During the summer months, we’re usually hypervigilant when it comes to preventing mosquito bites, but products containing DEET should not be used on babies younger than 2 months old.

From all of us at Church Health, have a safe summer!

This is Kimberly Baker for Church Health.