ITALIA GOBIERNO

Roma, 11 sep (EFE).- El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, que encabeza el nuevo Gobierno formado por la coalición entre el Partido Demócrata (PD) y el Movimiento 5 Estrellas (M5S), aseguró hoy antes de viajar a Bruselas que “Italia es más fuerte ahora” y que “recuperará la primera línea en la Unión Europea”.

Con la votación de investidura de este martes en el Senado se puso en marcha el nuevo Gobierno entre los antisistemas y los demócratas y se pone fin a la crisis en el país, provocada tras la salida del Ejecutivo de la Liga de Matteo Salvini.

“Enseguida nos ponemos a trabajar. Estaré en Bruselas donde tendré una jornada llena de reuniones con los dirigentes de las instituciones de la UE. En Europa no tenemos tiempo que perder”, escribió Conte, que repite como primer ministro tras la experiencia del Ejecutivo M5S-Liga.

Conte aseguró que “Italia hoy es más fuerte y con el nuevo Gobierno queremos desarrollar un papel en primera línea en esta fase de renovación de la UE”.

Entre los objetivos que lleva Conte a Bruselas, como indicó en su mensaje en las redes sociales y en su discurso de investidura, será la revisión del pacto de Estabilidad “a favor del crecimiento” y del Tratado de Dublín sobre los flujos migratorios, así como conseguir un plan de intervenciones que favorezcan el desarrollo del Sur del país.

Sobre el tema de la inmigración, Conte anunció que pretende “continuar con una gestión multinivel, estructural y no de emergencia” y llegar a un acuerdo para un mecanismo automático sobre la redistribución de los migrantes.

La presencia del nuevo Gobierno italiano en Europa ha comenzado con la propuesta por parte de la futura presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, del ex jefe de Gobierno italiano y miembro del PD, Paolo Gentiloni, como comisario de Economía, que Conte aseguró que es “la más fuerte que hay”.

Gentiloni, quien sucedió en 2016 a Matteo Renzi como primer ministro tras su dimisión, ha agradecido en las redes sociales a Von der Leyen su nombramiento “en un momento crucial para el futuro de la economía europea”.