Should You Buy Organic?

 

Por/By Angela Stancil MS, RD, LDN

 

Una de las cosas más difíciles de llevar un estilo de vida más saludable es descubrir qué artículos son considerados como saludables. Las etiquetas de los alimentos, así como los documentales, los comentarios y las campañas de mercadeo hacen que muchos de nosotros dejemos de investigar y nos apeguemos a lo que nos gusta. Pero tener la información correcta puede ayudar a que la elección sea más fácil.

Hay gente que me dice todo el tiempo que no hacen cambios nutricionales en su dieta porque no pueden comprar alimentos orgánicos. Pero ¿acaso lo saludable es elegir solamente lo que es orgánico? Además, ¿qué significa una etiqueta “orgánica”?

El término “orgánico” describe la forma en que los alimentos se cultivan y procesan. Las técnicas de cultivo orgánico enfatizan la mejora de la calidad del suelo y el agua y los hábitats seguros para el ganado. También prohíben el uso de fertilizantes sintéticos, pesticidas sintéticos, antibióticos y hormonas de crecimiento, y se centran en la sostenibilidad. Los alimentos orgánicos pueden incluir frutas y vegetales, productos lácteos, granos y carnes, y se pueden encontrar en la mayoría de las tiendas de comestibles.

Tiene sentido elegir alimentos con menos exposición a los productos químicos sintéticos. De hecho, las investigaciones sugieren posibles beneficios para la salud que incluyen un aumento de algunos nutrientes y una menor exposición a metales tóxicos y residuos de pesticidas. Sin embargo, no se han realizado suficientes investigaciones para determinar si los alimentos orgánicos son más nutritivos que los alimentos convencionales, o para evaluar los efectos a largo plazo de los métodos de cultivo tradicionales.

¿Entonces, qué debes comprar? Si los alimentos orgánicos se ajustan a tu presupuesto y estilo de vida, puedes buscar los que tienen la etiqueta de “Certified Organic”, lo cual indica que se está cumpliendo con las directrices del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) para los alimentos cultivados orgánicamente. Ten en cuenta que una comida hecha con ingredientes orgánicos no es automáticamente una opción saludable. Ya sea que compren productos convencionales o de cultivo orgánico, los consumidores deben estar conscientes de la cantidad de azúcar, grasa, sal y calorías agregadas que se consumen, mientras buscan platos equilibrados que representen una variedad de grupos de alimentos.

 

ENGLISH:

 

One of the hardest things about living a healthier lifestyle is figuring out which items are considered healthy. Sorting through food labels, documentaries, word of mouth, and marketing campaigns causes many of us to give up on the journey and stick to what we like. But having the right information can help make choosing easier.

People tell me all the time they don’t won’t make nutrition changes because they can’t afford to buy organic foods. But does healthy mean only choosing organic? Further, what does an “organic” label mean?

The term “organic” describes the way foods are grown and processed. Organic farming techniques emphasize enhanced soil and water quality, safe habitats for livestock, prohibit the use of synthetic fertilizers, synthetic pesticides, antibiotics and growth hormones, and focus on sustainability. Organic food items can include produce, diary, grains and livestock, and can be found in most grocery stores.

It makes sense to choose foods with less exposure to synthetic chemicals. In fact, research suggests potential health benefits including an increase in some nutrients and decreased exposure to toxic metals and pesticide residue. However, enough research has not been conducted to determine if organic foods are more nutritious than conventional foods, or to assess the long-term effects of traditional farming methods.

So, what should you buy? If organic food items fit your budget and lifestyle, you can look for items with the Certified Organic label indicating they meet the U.S. Department of Agriculture (USDA) guidelines for organically grown foods. Keep in mind, an item made from organic ingredients, is not automatically a healthy choice. Whether purchasing conventional or organically grown items, consumers should be aware of how much added sugar, fat, salt and calories are consumed, while aiming for balanced plates representing a variety of food groups.