Should You Switch to Plant-Based Milk?

 

Por/By Angela Stancil MS, RD, LDN

 

La leche de origen vegetal está aumentando en popularidad. Es baja en grasas y colesterol y puede ser más saludable para las personas con intolerancias o alergias. Desde el coco hasta el cáñamo, ¡hoy día hay más productos de leche vegetal disponibles en el mercado que nunca! Aquí te doy algunos ejemplos de cómo algunos de estos productos se comparan con la leche de vaca.

Leche de avena

La leche de avena se ha puesto muy de moda. Se puede comprar por $3-$6 en muchas tiendas, incluyendo Target y Amazon, pero se puede hacer fácilmente en casa también. Tiene menos calorías, grasa y colesterol que la leche de vaca, pero mucha más fibra. Los consumidores sensibles al gluten deben tener en cuenta que las versiones compradas en la tienda no siempre están libres de gluten y pueden no ser bien toleradas.

Leche de arroz

La leche de arroz también se puede preparar fácilmente en casa, pero está ampliamente disponible en las tiendas por alrededor de $3-$4 por caja. Es mucho más baja en proteínas, potasio y sodio que la leche de vaca. También es naturalmente dulce, ya que al mezclar el arroz se descomponen los carbohidratos en azúcar. Sin embargo, este tipo de leche tiene aproximadamente el doble de la cantidad de carbohidratos que la leche de vaca por porción. La leche de arroz puede ser más adecuada para las personas con enfermedad renal debido a sus menores cantidades de sodio, potasio y proteínas.

Leche de linaza

La leche de linaza es mucho más baja en calorías y carbohidratos que la leche de vaca, pero también es más baja en proteínas y potasio. La linaza es rica en ácidos grasos Omega 3 que juegan un papel importante en la salud del cerebro, protegiendo así contra las enfermedades del corazón y reduciendo la inflamación crónica. La leche de linaza puede ser más difícil de encontrar que otras opciones de origen vegetal, y si se encuentra, cuesta alrededor de $4 por un cartón de medio galón.

Los lácteos de origen vegetal ofrecen una tolerancia mejorada, nutrientes añadidos y perfiles interesantes de sabor. Sin embargo, no siempre proporcionan tanta proteína, potasio, calcio o vitamina D como la leche de origen animal. De todos modos, los consumidores preocupados por su salud tienen muchas opciones excelentes para que los lácteos formen parte de un estilo de vida saludable.

 

ENGLISH:

 

Plant-based milks are rising in popularity. They are low in fat and cholesterol and can be safer for those with intolerances or allergies. From coconut to hemp, there is more plant-based milk available today than ever before! Here’s how some of these products compare to cow’s milk.

Oat milk

Oat milk has become very trendy. It can be purchased for $3 – $6 from many stores including Target and Amazon but can easily be made at home.  It has fewer calories, fat and cholesterol than cow’s milk, but more fiber. Gluten – sensitive consumers should note that store-bought versions are not always gluten-free and may not be well tolerated.

Rice milk

Rice milk can also be easily made at home but is widely available for about $3 – $4 per carton. It is much lower in protein, potassium and sodium than cow’s milk. It’s also naturally sweet because blending the rice breaks down carbohydrates to sugar. However, this flavor comes at a cost as it has about double the amount of carbs as cow’s milk per serving. Rice milk may be best suited for those with kidney disease due to its lower amounts of sodium, potassium and protein.

Flax milk

Flax milk is much lower in calories and carbohydrates then cow’s milk, but also lower in protein and potassium. Flax is rich in Omega 3 fatty acids which play an important role in brain health, protecting against heart disease, and reducing chronic inflammation. Flax milk may be more difficult to find than other plant-based options. If found, it costs around $4 per half gallon carton.

Plant-based dairy offers improved tolerance, added nutrients and interesting flavor profiles. However, they don’t always provide as much protein, potassium, calcium or Vitamin D as animal-based milks. Regardless, health – conscious consumers have many great choices to make dairy part of a healthy lifestyle.