FÚTBOL ESPAÑA

Girona (España), 24 oct (EFE).- El prometedor centrocampista Douglas Luiz ha pasado de tener un rol residual en el Girona de Pablo Machín a ser imprescindible en el de Eusebio Sacristán después de que este lunes, en el partido contra la Real Sociedad, superase los 450 minutos que disputó en toda la temporada pasada en la liga española.

El brasileño, que defiende la camiseta gerundense por segundo curso consecutivo en calidad de cedido por el Manchester City, ha completado los cinco encuentros en los que Eusebio le ha alineado como titular.

Además, también jugó 18 minutos en la visita del equipo al Camp Nou que se saldó con un histórico empate para el conjunto de Montilivi (2-2).

En total, el ’12’ rojiblanco acumula ya 468 minutos, 18 más de los que disputó en toda la temporada 2017-18, la del debut del Girona en la elite y la primera para él en el fútbol europeo.

La campaña pasada, el nivel mostrado por el centrocampista fue muy decepcionante, sobre todo por las altas expectativas que se habían depositado en un futbolista, uno de los más prometedores del balompié brasileño, por el que el City acababa de pagar unos 12 millones de euros al Vasco da Gama.

Víctima de la enorme competencia en el centro del campo rojiblanco, del rendimiento de jugadores como Pere Pons, Àlex Granell o Borja García, Douglas apenas jugó 450 minutos repartidos en 17 encuentros, 15 de liga (295) y dos de Copa del Rey (155).

La situación incluso se agravó en la segunda parte de la temporada, cuando tan solo disputó 24 minutos repartidos en tres partidos.

De hecho, los dos minutos que estuvo sobre el terreno de juego en el duelo contra el Deportivo de La Coruña del pasado 9 de marzo fueron los últimos que jugó un Douglas Luiz que, en los últimos cuatro encuentros ligueros, ni siquiera fue convocado por Pablo Machín, que nunca confió demasiado en el futbolista brasileño.

La realidad del ’12’ del Girona ha cambiado radicalmente con la llegada de Eusebio Sacristán, que le dio galones de titular desde el primer momento.

Resulta innegable que Douglas tiene que acabar de adaptarse al ritmo que exige la posición de pivote, pero hasta la fecha, consciente de que necesita brillar en Montilivi para hacerse un hueco en el City, ha dado muestras de estar mucho más implicado con el proyecto del Girona que el curso pasado.

Así, de los tres futbolistas cedidos por el conjunto inglés, el brasileño es, de lejos, el que más está contando para Eusebio, muy por delante de Aleix García (241 minutos) y Patrick Roberts (67).