BOLIVIA ELECCIONES

La Paz, 12 feb (EFE).- El candidato presidencial boliviano Carlos Mesa presentó este miércoles un recurso ante la Fiscalía para que se incluya a Evo Morales y varios de sus colaboradores en la investigación por un supuesto fraude electoral en los comicios del 20 de octubre del pasado año.

La intención de esta acción judicial es para que se aplique “una verdadera justicia” y que estén procesados “los principales involucrados en esos hechos”, aseguró a Efe el abogado Carlos Alarcón, integrante de la alianza electoral Comunidad Ciudadana (CC) que encabeza el expresidente Mesa (2003-2005).

EL RECLAMO ANTE LA FISCALÍA

El memorial que se presentó en Sucre, capital de Bolivia y sede de la Fiscalía General del Estado, sugiere incluir en la investigación por supuesto fraude electoral al expresidente Morales, el exvicepresidente Álvaro García Linera y los exministros Juan Ramón Quintana, Héctor Arce y Carlos Romero.

Quintana y Arce fueron acogidos en la residencia de la Embajada de México en La Paz, a la espera de un salvoconducto que el Gobierno de transición de Jeanine Áñez no les ha otorgado todavía para poder salir del país.

Mientras que Romero ha sido encarcelado preventivamente en una penitenciaría de La Paz, en un proceso por supuesta corrupción.

Alarcón señaló que la causa que el fiscal general, Juan Lanchipa, abrió el 10 de noviembre pasado solo incluyó a los exvocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y “es completamente insuficiente, parcial e incompleta”.

Esa acción fue posterior a un informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA) que identificó irregularidades en la elección y que se conoció en la madrugada de esa jornada.

La Justicia boliviana encarceló preventivamente a los siete exvocales electorales, aunque después uno de ellos se le otorgó la detención domiciliaria.

ELECCIONES LUEGO ANULADAS

El jurista explicó que la ampliación de la denuncia a Morales y algunos de sus colaboradores busca sentar un precedente “aleccionador”, además un resarcimiento de los más de 31 millones de dólares que se utilizaron en la elección, luego anulada, y que debieran reponer al Estado “todos los responsables”.

Consultado sobre la razón por la que dicha acción se presentó tres meses después de la renuncia de Morales, Alarcón aseveró que se debió a que era necesario “hacerla bien, procesarla y elaborarla” de manera que contenga elementos como el informe final de la OEA y algunas declaraciones clave de algunos implicados.

Evo Morales anunció el pasado 10 de noviembre su renuncia, denunciando un golpe de Estado para derrocarlo, después de conocerse el informe preliminar del organismo hemisférico que identificó irregularidades en el proceso electoral.

Al día siguiente partió hacia México, para luego trasladarse a Argentina en diciembre, donde solicitó refugio, y desde hace un par de días a Cuba.

MORALES BUSCA SER CANDIDATO

El Gobierno transitorio de Bolivia promulgó en noviembre una ley que anuló los comicios de 2019 y que fijó las bases de un nuevo proceso electoral previsto para el próximo 3 de mayo.

Esa acción contó con el respaldo de los legisladores del Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales, que son la mayoría en el Parlamento del país.

El expresidente encabeza la lista del MAS al Senado por la región boliviana de Cochabamba para los comicios de mayo, aunque su candidaturas aún está pendiente de habilitación por parte del órgano electoral.