PETRÓLEO TEXAS

Nueva York, 7 ago (EFE).- El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) llegó a caer este miércoles más de un 4 % en una jornada afectada por un aumento inesperado de las reservas de crudo de EE.UU., que se combinó con el temor a una ralentización de la economía y una consecuente menor demanda del producto.

Sobre las 11.25 hora local (15.25 GMT), los contratos de futuros de WTI para entrega en septiembre restaban 2,29 dólares con respecto al cierre de la jornada previa y el precio del barril se situaba en 51,36 dólares el barril.

Los inversores mostraban así su preocupación por la prolongada disputa comercial entre EE.UU. y China, y reaccionaban además a una subida del inventario estadounidense de “oro negro”.

Según el Departamento de Energía de EE.UU., las reservas de petróleo aumentaron en la pasada semana 2,4 millones de barriles, un ascenso que ha pillado por sorpresa a los analistas, que de hecho esperaban un descenso de 2,8 millones de barriles.

El petróleo de Texas sigue así el mismo ritmo de Wall Street de este miércoles, que se ha visto arrastrado por una bajada del rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años, que aumentan aun más los temores de un retroceso global de la economía.

El parqué neoyorquino comenzó la semana en rojo después de la reactivación del conflicto entre las dos potencias el viernes, cuando el presidente de EE.UU., Donald Trump amenazó con aranceles del 10 % a productos chinos valorados en 300.000 millones de dólares que aún no están gravados con tarifas adicionales.

Las tarifas, anunciadas inesperadamente para el 1 de septiembre tras concluir una ronda de negociación en Shanghái, desanimaron a los mercados y no fueron bien recibidas por el Gobierno chino, que prometió a su vez unas represalias que el lunes ya se notaban en la divisa de ese país.