MÉXICO MEDIO AMBIENTE

México, 14 oct (EFE).- La titular de la Secretaría General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, dijo este lunes en Ciudad de México que a pesar de que el mundo vive una crisis de multilateralismo, éste puede ayudar a la humanidad a sortear su potencial destrucción.

Durante la clausura de la quinta edición del Common Action Forum, que se llevó a cabo este día en la capital mexicana, Grynspan dijo que el momento actual la humanidad “no se conviene a sí misma” y por eso tiene “que cambiar su manera de producir y consumir”.

Durante su exposición, Grynspan señaló que la crisis ambiental en el mundo “no solo se ha consolidado sino que se ha acelerado”.

Expuso que en lo que va del Siglo XXI el deshielo de los casquetes polares y glaciares ha “ocurrido a un ritmo que es 2,5 veces más acelerado que en el siglo XX”.

Precisó que 18 de los 19 años “más calientes jamás registrados” han ocurrido después del año 2000 “y estamos en 2019 o sea que no nos ha faltado prácticamente ningún año”.

Grynspna alertó sobre la crisis ambiental que se vive a nivel global, que de acuerdo a científicos, quienes han dicho que de seguir al ritmo actual, la temperatura del planeta alcanzará los 1,5 grados centígrados “por encima de los niveles preindustriales entre los años 2030 y 2050”.

Dijo que “la abrumadora mayoría de las estimaciones” anticipan un aumento sustancial de los niveles del mar y una pérdida crítica de especies y biodiversidad “si excedemos esa temperatura”.

La titular de la Secretaría General iberoamericana consideró que los compromisos actuales “son insuficientes para evitarlo”, incluso si los países cumplieran las metas suscritas en el marco del acuerdo de París, en este momento excederíamos el umbral de los 1,5 grados.

“Es decir que si todo sigue como ahora, hasta el mejor escenario es un mal escenario. En este momento la humanidad no se conviene a sí misma y por lo tanto tenemos que cambiar nuestra manera de producir y consumir”, expuso.

Señaló que el cambio es complejo porque requiere de elementos que “no son automáticos sino que dependen de la voluntad política, de estructuras e instituciones y requiere una coordinación global, nacional y local que tiene en sí mismo grandes retos de gobernanza y además el mundo está atravesando una crisis de multilateralismo”.

Grynspan dijo que es importante defender y fortalecer el sistema multilateral “como parte de cualquier plan para abordar la crisis ambiental”.

“Debemos evitar el derrotismo y yo encuentro inspiración en el multilateralismo, que con todos sus errores y sus defectos, es un recordatorio de que la humanidad puede sortear su (posible) destrucción con las herramientas de la razón, la cooperación, el diálogo y la paz.

El Common Action Forum impulsa el diálogo global en torno a los desafíos para establecer una nueva ruta hacia el desarrollo.