MIGRACIÓN CUMBRE PACTO

Guatemala, 6 dic (EFE).- El viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala Pablo García participó hoy en una mesa redonda en Marrakech (Marruecos), en el marco de la firma del pacto mundial de migración, donde destacó la necesidad de una cooperación entre países para lograr una “migración ordenada y segura”.

En su intervención en la sesión “Armonizar la gobernanza con los actores actuales impulsores de la Migración”, García insistió en la necesidad de aunar “esfuerzos para lograr la implementación de programas de migración ordenada y segura a través de programas de trabajadores temporales a países desarrollados”.

A su juicio, según explicó la Cancillería guatemalteca en un comunicado, estos permitirán mejorar las condiciones de vida de los propios trabajadores, sus familiares y comunidades de origen, contribuyendo simultáneamente a la economía del país receptor y emisor.

La aprobación del documento del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, continuó, es una oportunidad para encontrar “las interconexiones que existen entre la migración y desarrollo de todas las sociedades, sin vulnerar la soberanía nacional de ningún país miembro del Pacto”.

En este sentido, destacó la “trascendencia de la cooperación entre los países para fomentar la buena gobernanza de la migración” y puso como ejemplo el Tricamex, un conjunto de acciones en el ámbito consular entre los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras) y México.

La cumbre de Marrakech, donde se adoptará el Pacto Global sobre Migración, contará con la presencia de dos tercios de países miembros de la ONU, pero las ausencias de naciones importantes demuestran la enorme controversia que el tema despierta en todo el mundo.

Países de tanto peso como Estados Unidos, Italia, Australia o Israel, además de varios centroeuropeos (todos ellos “receptores netos” de emigrantes), han anunciado que no se sumarán al pacto y no acudirán a Marrakech, aduciendo que temen una pérdida de soberanía o criticando que el documento no distinga entre emigración legal e ilegal.

Marruecos, que acoge la reunión los próximos días 10 y 11 de diciembre, asegura que “numerosos jefes de Estado y gobierno” asistirán a la cumbre, pero sin dar nombres, y es que el goteo de ausencias -las últimas las de República Dominicana y Eslovaquia- hace temer por el éxito de la cita.