The Annual Guadalupana Torch Relay Will Pass Through Memphis

 

Por Rafael Figueroa – LPL

 

MEMPHIS, TN (LPL) — La fe es una de las fuerzas de motivación más poderosas en la especie humana y son múltiples las pruebas palpables que lo acreditan. Una de ellas llegará a nuestra ciudad a principios del mes de noviembre: la Carrera de Antorcha Guadalupana México-Nueva York 2018.

Para llevar a cabo esta carrera, un grupo de personas recorrerá una distancia de 5.000 kilómetros, aproximadamente, entre la Ciudad de México y la Ciudad de Nueva York, portando una antorcha simbólica que representa la fe en la Virgen de Guadalupe.

Dicha antorcha salió de la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México el pasado 9 de septiembre para hacer un recorrido por nueve estados mexicanos: Estado de México, Morelos, Guerrero, Puebla, Oaxaca, Hidalgo, Tlaxcala, Veracruz y Tamaulipas. Ya en suelo estadounidense, estará pasando por Texas, Louisiana, Mississippi, Alabama, Georgia, Carolina del Sur y del Norte, Tennessee, Virginia, Maryland, Delaware, Pennsylvania y New Jersey, para finalmente llegar a Nueva York el miércoles, 12 de diciembre del 2018. Cabe destacar que se hará un descanso en la ciudad de Washington, D.C.

El coordinador de logística de la carrera, Diego Abel Reyes, explicó que el equipo base está conformado por cinco personas y que en cada comunidad se sumarán entre 20 y 30 corredores que se encargarán de llevar el fuego y las dos imágenes que lo acompañan: una de la Virgen de Guadalupe y otra de San Juan Diego.

Reyes comentó también que tanto la antorcha como las imágenes eran recibidas anteriormente por el Arzobispo de Nueva York en la Catedral de San Patricio, donde se celebraba una misa. Sin embargo, debido a la gran cantidad de fieles que asisten, ahora se reciben en Central Park y de ahí son llevados a la sede de la ONU, donde se imparte la bendición.

“Algo muy hermoso es que en la sede de la ONU muchas comunidades cercanas encienden sus antorchas y regresan corriendo a sus localidades para celebrar a la Virgen de Guadalupe en su día”, dijo Reyes. “No tengo familia migrante en Estados Unidos, pero quiero hacer algo para que, quienes sí la tienen, puedan estar comunicados con ellos espiritualmente. A nuestro paso por las comunidades hay mujeres que nos abrazan porque ven en nosotros a su esposo o a sus hijos, a quienes no han visto en muchos años”.

A nivel local, el coordinador de la carrera, Refugio “Apache” Pantoja, dijo que todavía se necesitan unos 50 corredores para cubrir el área correspondiente a Memphis, ya que se recibirá la antorcha en Senatobia, MS, el día sábado, 3 de noviembre, y de ahí se trasladará hasta la parroquia de la Iglesia San José.

Todo aquel que desee participar en este evento, se puede comunicar con Pantoja por teléfono en el (901) 830-7502. Se recomienda estar en condición física para recorrer una milla.

 

Historia de la Carrera de la Antorcha Guadalupana

La Carrera de la Antorcha Guadalupana es una tradición que viene de muchos pueblos cercanos a la Ciudad de México. Desde el tiempo de los aztecas, existía una escuela de entrenamiento para los jóvenes titlanis, que eran los corredores encargados de llevar los mensajes dentro del Imperio Azteca y algunas veces hasta más lejos, al Imperio Inca, en lo que es ahora Perú.

Cuando llegaron los españoles, siguió existiendo este sistema de mensajería. Los titlanis, o mensajeros, vivían en una zona de la ruta y tomaban su turno para hacer llegar los mensajes o encargos, y cuando les tocaba de noche, usaban una antorcha para alumbrar su camino.

En la época de la Conquista, los misioneros empezaron a usar a los titlanis para llevar el mensaje de que la Virgen de Guadalupe se había aparecido, así como otros mensajes para la evangelización de los pueblos. Esta práctica fue lo que llevó a los mensajeros a iniciar su recorrido en el Tepeyac, el lugar de las apariciones de la Madre Tonantzin-Virgen de Guadalupe. Desde entonces, se fue creando la tradición que ahora tienen muchos pueblos alrededor de la Ciudad de México, de encender y bendecir una antorcha en la Basílica de Guadalupe y llevarla hasta el lugar donde viven y trabajan, como símbolo de la fe que tiene el pueblo mexicano en la Virgen de Guadalupe, una “fe que no se apaga y una esperanza que ayuda a luchar” -el principal mensaje de los titlanis del presente.

En cuanto a la primera Carrera de Antorcha Guadalupana México-Nueva York, ésta fue realizada por la Asociación Tepeyac de Nueva York en el 2002, durante un período de 45 días. Salió desde la Basílica de Guadalupe, en Ciudad de México, con dirección hacia el norte, pero sin pasar por los estados sureños de EE.UU. Su destino final fue la Catedral de San Patricio, en Nueva York.

De acuerdo con los líderes de la Asociación Tepeyac, se decidió que la ruta en los Estados Unidos debía hacerse por la región donde había millones de inmigrantes mexicanos, no sólo para promover su organización, sino para reunir a más líderes, devotos de la Virgen de Guadalupe, con el fin de organizar a las distintas comunidades para la defensa de sus derechos humanos, derechos laborales y civiles. Así pues, los nuevos titlanis llevarían el mensaje de construir una comunidad donde haya protección, auxilio y defensa para los oprimidos, especialmente para aquellos inmigrantes indocumentados que, desde que salieron de su pueblo, no han podido regresar porque no han conseguido documentación y, por lo tanto, sufren las consecuencias de vivir “sin papeles” en estas tierras.

Durante los primeros tres años de la carrera, la Asociación Tepeyac organizaba a sus corredores de Nueva York para tomar turnos en los estados del Sur y el Este: Texas, Louisiana, Mississippi, Alabama, Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia. Según los organizadores, fue difícil conseguir corredores en estos estados porque muchos le tenían miedo a los oficiales de inmigración, no tenían líderes o no estaban bien organizados. En cambio, los inmigrantes que vivían en Nueva York ya tenían a la Asociación Tepeyac desde 1996, por lo que se sentían respaldados y, aunque fueran indocumentados, tomaban turnos para poner el ejemplo. Todos estos “Mensajeros de un Pueblo Dividido por la Frontera” se arriesgaron a tomar un avión para viajar al sur y llevar así el mensaje de fe y paz.

 

Asociación Tepeyac de Nueva York

La Asociación Tepeyac de Nueva York es una organización sin fines de lucro (501c3), registrada a nivel federal. Desde sus inicios, la Asociación Tepeyac ha luchado por la legalización y educación de los inmigrantes.

En los últimos cuatro años, esta organización ha podido ayudar a conseguir permisos de trabajo para más de dos mil jóvenes, muchos de los cuales han podido salir de Estados Unidos para visitar a sus familiares y regresar después pero legalmente.

Cada año, la Asociación Tepeyac de Nueva York promueve, por medio de la Carrera de Antorcha Guadalupana México-Nueva York, que las comunidades se vayan organizando para luchar por una reforma migratoria.

 

 

ENGLISH:

 

 

MEMPHIS, TN (LPL) — Faith is one of the most powerful motivating forces among human beings and there is plenty of palpable proof to accredit it. One example is the annual Virgin of Guadalupe Torch Relay Run (Carrera Anual de la Antorcha Guadalupana) that goes from Mexico City to New York, and this year, it will pass through Memphis.

To carry out this race, a group of people will travel a distance of 5,000 kilometers, approximately, between Mexico City and New York City, carrying a symbolic torch that represents their faith in the Virgin of Guadalupe.

The torch, which left the Basilica of Guadalupe in Mexico City on September 9, traveled through nine Mexican states: Estado de México, Morelos, Guerrero, Puebla, Oaxaca, Hidalgo, Tlaxcala, Veracruz, and Tamaulipas. Once in the U.S., it will be passing through Texas, Louisiana, Mississippi, Alabama, Georgia, South Carolina, North Carolina, Tennessee, Virginia, Maryland, Delaware, Pennsylvania, and New Jersey. Its final destination is New York and it is expected to arrive on Wednesday, December 12, 2018.

The logistics coordinator of the race, Diego Abel Reyes, explained that the main team is made up of five people and that in each community there will be between 20 to 30 runners who will be in charge of the blazing torch.

Regarding the local race, its coordinator Refugio “Apache” Pantoja said that they still need about 50 runners to cover the area. The torch will be received in Senatobia, MS, on Saturday, November 3, and it will go from there to the St. Joseph’s Parish located at 3825 Neely Rd., Memphis, TN 38109.

Anyone wishing to participate in this event may contact Pantoja by phone at (901) 830-7502. It is recommended to be in good physical condition to travel a mile.

 

History of the Virgin of Guadalupe Torch Relay

The Virgin of Guadalupe Torch Relay is a traditional Mexican religious pilgrimage that dates back more than half a century to honor Our Lady of Guadalupe, that country’s patron. The Tepeyac Association, located in New York City, organized the first Mexico-New York relay run in 2002.

Runners carry a torch, along with images of Our Lady of Guadalupe and San Juan Diego, across the border in a display of solidarity with the plight of immigrants. They will arrive in New York on Dec. 12 – the feast of Our Lady of Guadalupe.

 

Tepeyac Association

Founded in 1997 by Mexican community leaders, the Tepeyac Association is a non-profit network of 40 community-based organizations based in New York, United States. Since its inception, the Tepeyac Association has fought for the legalization and education of immigrants.

In the last four years, they have been able to help obtain work permits for more than two thousand young immigrants, many of whom have been able to leave the United States to visit their relatives and return later but legally.

Each year, through the Virgin of Guadalupe Torch Relay, the association seeks to empower Mexican immigrants by informing them of their rights and resources and by increasing their capacity to lead and organize.