RD CONGO ELECCIONES

Kinshasa, 10 ene (EFE).- La República Democrática del Congo (RDC) amaneció hoy en calma después de que miles de personas festejaran de madrugada la victoria electoral del opositor Félix Tshisekedi, tras el anuncio de la misma por parte de la Comisión Electoral (CENI).

Miles de simpatizantes salieron a las calles poco después de que el presidente de la CENI, Corneille Nangaa, proclamara al vencedor Tshisekedi en torno a las a las 03.00 hora local (02.00 GMT) en la sede central del organismo en Kinshasa.

En la capital, centenares de personas formaron cadenas humanas cerca del emblemático Bulevar Triunfal y el centro de la ciudad.

En otras zonas del país, como a la ciudad de Bukavu (Kivu del Sur, este), una marea humana salió a las calles a primera hora de esta mañana para celebrar el triunfo en puntos estratégicos, según recogieron medios locales.

“Los 36 años de lucha finalmente han sido recompensados. Habíamos soñado tanto con este día y Tshisekedi luchó durante años para gobernar este país”, dijo el presidente del partido vencedor, la Unión para la Democracia y el Progreso Social (UDPS), José Emina, en esta ciudad, según declaraciones recogidas por el diario Actualité.

De hecho, una de las primeras medidas que tomará Tshisekedi al llegar al poder será establecer uno de sus cuarteles generales en la castigada región de Kivu.

“Es necesario pasar por los líderes de las comunidades para involucrarlos en la resolución de la crisis en el país”, dijo en una entrevista a Actualité.

Estos festejos se producen después de que la CENI anunciara que Tshisekedi ganó con el 38,57 % de los votos los comicios presidenciales del 30 de diciembre; seguido del también opositor Martin Fayulu, quien obtuvo el 34,83 %; y en último lugar, el oficialista, Emmanuel Ramazani Shadary, con un apoyo del 23,84 %.

La tasa de participación se situó en el 47,56 %, en unos comicios en los que acudieron a las urnas -en un total de 75.781 colegios electorales- más de 18 millones de congoleños, y que estuvieron marcados por numerosos fallos técnicos y retrasos.

Imágenes de júbilo similares también se vivieron en Lubumbashi (sudeste), la segunda ciudad más grande la RDC tras Kinshasa, y en la región de Kasai, uno de los bastiones de Tshishekedi.

Esta calma contrasta con el clima de tensión que se vivió antes de las elecciones y durante la espera de los resultados, un anuncio que fue retrasado en varias ocasiones por la CENI.

Los congoleños también han aprovechado las redes para manifestar puntos de vista variados: desde la indignación por la victoria del candidato moderado, hasta la satisfacción por el que podría ser el primer traspaso pacífico de poder en el país desde su independencia de Bélgica en 1960.

“Enorme”, “memorable” e incluso “divino” son algunos de los adjetivos con los que los partidarios del opositor Tshishekedi se han referido al recién proclamado ganador, que muchos congoleses ven como un símbolo de un momento histórico para la RDC.

Otros, sin embargo, perciben en la elección de la UPDS una prolongación del poder de Kabila y las élites gobernantes.

Con la etiqueta “#fayulupresident”, numerosos congoleños han reclamado la victoria del otro candidato opositor, Martin Fayulu, quien rechazó los resultados y dijo que estaban “fabricados”.

La victoria de Tshisekedi culmina dos años de atrasos e incertidumbre, desde que el presidente Joseph Kabila -en el gobierno desde hace casi 18 años- concluyera por ley su segundo y último mandato electoral, anclándose en el poder desde diciembre de 2016.

A partir de hoy, los candidatos y partidos tendrán tres días para apelar los resultados ante la Corte Constitucional, que a su vez dispondrá de otra semana para proclamar los resultados oficiales.