Tennessee set to kill 1st inmate in nearly a decade

NASHVILLE, TN (AP) — Tennessee tiene previsto ejecutar a un hombre por la violación y el asesinato en 1985 de una niña de 7 años, en lo que sería la primera vez que el estado aplica la pena de muerte desde 2009.

Hoy por la noche, Billy Ray Irick, recluso de cincuenta y nueve años, recibirá una inyección de tres medicamentos. Fue declarado culpable de la muerte de la niña de Knoxville a la que cuidaba cuando fue asesinada.

La ejecución, si se llevara a cabo, ocurriría una semana después de que el Papa Francisco revelara una nueva enseñanza de la iglesia que considera que la pena de muerte es “inadmisible” bajo cualquier circunstancia.

El lunes, la Corte Suprema del estado negó la suspensión de la ejecución de Irick, diciendo que una demanda presentada por los reclusos que impugnaban la ejecución de las drogas que se usaba no era probable que tuviera éxito.

El gobernador Bill Haslam también se negó a intervenir.

 

 

 

English:

NASHVILLE, TN (AP) — Tennessee is set to execute a man for the 1985 rape and murder of a 7-year-old girl, in what would be the first time the state has applied the death penalty since 2009.

Fifty-nine-year-old inmate Billy Ray Irick is scheduled to receive a three-drug injection Thursday evening. He was convicted in the death of the Knoxville girl he was babysitting when she was slain.

The execution, if carried out, would occur a week after Pope Francis revealed new church teaching that deems the death penalty “inadmissible” under all circumstances.

On Monday, the state Supreme Court denied a stay of Irick’s execution, saying a lawsuit filed by inmates contesting the execution drugs being used wasn’t likely to succeed.

Gov. Bill Haslam also declined to intervene.