COVID-19EducationFeaturedHealthHuman InterestImmigrationLife & LeisureMid-SouthMotivation & Self-helpPoliticsSocial Issues

Monthly Letter to the Community from the Mexican Consul Rodolfo Quilantán-Arenas

Carta mensual del cónsul de México, Rodolfo Quilantán-Arenas, para la comunidad hispana del Medio Sur

 

Consul Rodolfo Quilantán-Arenas, from the Mexican Consulate in Little Rock, Arkansas, is urging the Hispanic community of the Mid-South to take all necessary preventive measures to slow the spread of COVID-19. He also calls for participation in the 2020 Census.

 

SPANISH:

 

Estimados lectores:

 

TODOS debemos evitar la propagación del COVID-19

Al momento de escribir estas líneas, California, Arizona, Texas y Florida registraban alarmantes índices de contagio de COVID-19. Los hospitales están a punto del colapso y el número de fallecidos aumenta vertiginosamente.

La población hispana, particularmente, ha sido la más afectada. En opinión de los especialistas, los hispanos y otras minorías son más propensos al contagio por sus padecimientos subyacentes de diabetes, asma, obesidad e hipertensión.

Es por ello que tanto autoridades como médicos, así como entidades vinculadas a la salud y bienestar de la población y medios de comunicación, exhortan insistentemente a la comunidad a observar cuatro recomendaciones para evitar la propagación del virus:

  • Uso de cubrebocas o mascarilla. Se recomienda usarla en todo lugar público. En Memphis existe una campaña llamada “Mascarillas Arriba Memphis” (Mask Up Memphis, en inglés) que ofrece información preventiva bilingüe, provee de cubrebocas a las personas vulnerables y señala las ubicaciones donde se realizan los exámenes médicos gratuitos de COVID-19. Los Departamentos de Salud del Condado de Shelby y el estado de Tennessee ofrecen igualmente asistencia e información preventiva.
  • Lavado de manos con agua y jabón. Debe de hacerse frecuentemente y con una duración de 20 segundos, sin olvidar los espacios entre los dedos. También se puede usar un gel desinfectante para manos.
  • Distanciamiento social. Es recomendable practicar la sana distancia de 2 metros o 6 pies. El virus se propaga de persona a persona a través del habla, tos y estornudo, y también al llevarse las manos a la boca, ojos y nariz, después de haber tocado una superficie en donde se encontraba el virus.
  • Permanecer en casa. Salvo que acudas a una cita médica, compres medicinas o alimentos, lo más recomendable es quedarse en casa. No asistas a lugares públicos. Evita las aglomeraciones. Sal de casa solamente si es verdaderamente indispensable. Recuerda, quédate en casa.

Si TODOS llevamos a la práctica estos sencillos pasos, evitaremos que el COVID-19 siga extendiéndose y causando más destrucción física, emocional, sanitaria y económica. Sólo así podremos recuperar nuestras pasadas formas de convivencia.

Derivado de esta difícil situación, se discute ahora en varios estados del país sobre la conveniencia o no de posponer el inicio del próximo ciclo escolar, si los niños y maestros deberían ir a la escuela o si la enseñanza debiera hacerse a distancia, en línea. Los distritos escolares de Los Ángeles y San Diego, en California, anunciaron recientemente que iniciarán el ciclo escolar de manera virtual, a distancia, y así lo harán hasta que existan condiciones de seguridad y salud para niños y maestros.

El distrito escolar de Shelby County tiene programado iniciar labores el lunes, 31 de agosto, próximo. Los padres de familia, incluso, tuvieron hasta el sábado, 18 de julio, para decidir si preferían que sus hijos fueran a las aulas o estudiaran en casa con una laptop o tableta dispuesta por cada escuela. Cuando ustedes lean estas líneas, queridos lectores, la decisión ya habrá sido tomada.

La propagación del COVID-19 también afectó la educación superior. Tan pronto las universidades dieron a conocer que los cursos de otoño serían en línea -para salvaguardar la salud de estudiantes y personal académico-, el gobierno federal anunció que expulsaría del país a los estudiantes extranjeros, argumentando que desde sus países de origen podrían seguir sus estudios. Esta decisión provocó una airada respuesta y la presentación de demandas para detener esta decisión por parte de Harvard University, Massachusetts Institute of Technology (MIT) y Johns Hopkins University, lo que logró que el gobierno federal diera marcha atrás a su petición original, evitando que más de un millón de estudiantes extranjeros abandonaran el país.

En suma, corresponde a TODOS actuar de manera responsable, congruente, y procurar mantenernos seguros y saludables mientras dure la pandemia. TODOS debemos cuidar nuestra vida y salud. Si tú te cuidas, nos cuidas a todos.

 

Participa en el Censo 2020

Otro tema de vital importancia para la población latina es el Censo 2020. A pesar de los esfuerzos por motivar su participación en este ejercicio y deber cívico, el número de latinos que han llenado el formulario del Censo por correo, internet y teléfono celular es muy bajo en comparación a su representación numérica.

Participar en el Censo significa conocer cuántas personas viven en cada hogar de los Estados Unidos. Esto incluye a niños pequeños, jóvenes, adultos, personas de edad avanzada, roommates y amigos que vivan temporalmente en tu casa.

Es importante dar esta información, porque de eso depende el monto de los recursos que destina el gobierno federal a las ciudades, condados y estados para atender y administrar servicios públicos de salud, educación, transporte y alimentos, además de determinar el número de representantes en el Congreso Federal. Los exámenes gratuitos de coronavirus y la entrega de despensas y alimentos a las personas más afectadas por COVID-19 son sólo un ejemplo de los servicios que podrían limitarse o desaparecer si no te haces contar, si no participas en el Censo. No olvides que Tú Cuentas, que Todos Contamos y que Contamos Contigo.

Además, no debes temer por tu estado migratorio. La información del Censo es totalmente confidencial.

Si deseas más información, contáctanos en la página del consulado, consulmex.sre.gob.mx/littlerock, en el teléfono 501/372-6933, o a través de Facebook y Twitter.

 

Rodolfo Quilantán-Arenas
Cónsul de México en Little Rock

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Related Articles

Back to top button
Close
Close