Foto: Cortesía de Kisha Bari.

 

 

THE NATIONAL CIVIL RIGHTS MUSEUM LAUNCHES THE “I AM A CHILD – MEMPHIS” CAMPAIGN

 

Por Vivian Fernández – LPL

 

MEMPHIS, TN (LPL) — Tras el éxito a nivel nacional de “I Am A Child” (“Soy Un Niño” o “Soy Una Niña”), una exhibición fotográfica creada por la cineasta y cofundadora del movimiento femenino Women’s March (Washington, DC, enero del 2017) Paola Mendoza, en colaboración con la fotógrafa Kisha Bari, el Museo Nacional de los Derechos Civiles decidió lanzar también una campaña similar, a través de una galería digital, titulada “I Am A Child – Memphis”. El portafolio fue desarrollado por Mendoza, en colaboración con Families Belong Together y Bari, en el Motel Lorraine y Museo Nacional de los Derechos Civiles, lugar donde se produjo el asesinato del Dr. Martin Luther King, Jr.

Para llevar a cabo dicha iniciativa, representantes del museo, junto con Mendoza y Bari, invitaron a miembros de la comunidad hispana de Memphis a participar. La misma invitación fue extendida a descendientes de los trabajadores de sanidad que formaron parte del movimiento “I Am A Man” en 1968.

Según el Museo Nacional de los Derechos Civiles, las fotos de “I Am A Child – Memphis” ilustran la esperanza, la humanidad y la resiliencia en la lucha por los derechos civiles y humanos en los Estados Unidos. Son imágenes que simbolizan la perseverancia y la resistencia contra el odio, especialmente en estos momentos cuando el Gobierno sigue separando a los niños inmigrantes de sus padres luego de cruzar la frontera entre los Estados Unidos y México; esto sin olvidar la reciente amenaza de Trump de eliminar el derecho a la ciudadanía por nacimiento.

“Estas son familias desesperadas que se sienten tan inseguras en su país que no tienen otra opción que arriesgar sus vidas y dejar atrás su hogar. Ser un refugiado no es una elección. Los niños en esta situación no tienen más opción que seguir a sus padres. Imagínese estar en la misma posición que estas personas”, expresó Bari.

Las fotos de la nueva campaña digital muestran a un grupo diverso de hombres y niños sosteniendo carteles de “YO SOY UN HOMBRE” y “YO SOY UN NIÑO”, que exigen el reconocimiento de su humanidad y dignidad. Entre los participantes estuvo Jesse Jones, hijo del organizador sindical de AFSCME y líder de la huelga de sanidad, Thomas Oliver “T.O.” Jones. También estuvieron hombres que formaron parte de la huelga de 1968 en Memphis, así como padres con sus hijos y guías turísticos del museo.

“Que me pidieran participar en el movimiento ‘YO SOY UN HOMBRE / YO SOY UN NIÑO’ fue un gran honor, no sólo para mí, sino también para mi primo, Marty Franklin. El hecho de ver cómo interactuaban los niños, cómo el personal del museo estaba relatando la historia con los niños para que pudieran entender, y ver la emoción en la cara de todos al tomar las fotos enfrente de la habitación donde el Dr. Martin Luther King, Jr., dormía fue toda una experiencia”.

El proyecto incluye igualmente un recurso educativo para enseñar a los niños sobre derechos civiles y humanos.

“Un niño es un niño sin importar en qué país nació. Un niño es un niño, incluso cuando cruza la frontera. El deseo de un niño de quedarse con sus padres es un derecho humano”, dijo Mendoza en una entrevista con La Prensa Latina. “Mi trabajo como cineasta se ha centrado principalmente en la inmigración y en los derechos de los inmigrantes. Obviamente, Donald Trump no es amigo de la comunidad inmigrante, y se ha declarado básicamente enemigo de los indocumentados al llamar a los inmigrantes indocumentados animales y violadores. Entonces, entendí que era mi responsabilidad como artista, y en última instancia también como activista, encontrar una forma de humanizar a los inmigrantes en este país. Con la crisis creada tras la separación de familias en la frontera, iniciada por Trump, me vino la idea de utilizar la icónica fotografía de 1968, ‘I Am A Man’ o ‘Soy Un Hombre’ (de Ernest Withers), pero en el contexto en el que nos encontramos hoy, en medio de una crisis en la que los niños inmigrantes son los que más sufren al ser separados de sus padres”, agregó.

De acuerdo con Mendoza, quien nació en Colombia y fue criada en California, a ella se le ocurrió la idea de reemplazar el concepto de “I Am A Man” con “I Am A Child”. “Obviamente, los objetivos de las pancartas de ‘I Am A Man’ en 1968 son los mismos en el 2018 con los niños. El mensaje en dichas pancartas usadas durante la huelga de los trabajadores de sanidad buscaba humanizar a los hombres y obreros afroamericanos, diciendo que ‘no sólo soy un hombre, sino que soy un ser humano y tengo derechos y eso debe ser respetado’. En estos tiempos, cuando los niños inmigrantes han sido o están siendo separados de sus padres, los mismos ideales son válidos y reales. Estos niños son seres humanos… Tienen un derecho humano básico, y ese derecho humano es permanecer al lado de sus padres”, afirmó la directora creativa.

Para rendir homenaje a la fotografía de 1968, Mendoza decidió que las imágenes fueran tomadas en blanco y negro, especialmente porque la intención del proyecto es humanizar a los niños inmigrantes.

“No se puede negar que estas fotos son poderosas y muy evocadoras. Nosotros esperamos que esta colaboración con Paola Mendoza, Kisha Bari y Families Belong Together cree un impacto mundial, no sólo a nivel nacional. Nuestra comunidad de Memphis no se queda callada ante este problema (la crisis en la frontera). A través de ‘I Am A Child – Memphis’ esperamos crear más conciencia entre la gente sobre la crisis en curso, así como su comprensión de los derechos humanos”, dijo la Dra. Noelle Trent, directora de Interpretación, Colecciones y Educación del Museo Nacional de los Derechos Civiles, en referencia a los derechos humanos de los niños inmigrantes que están siendo más que ignorados.

La galería digital de “I Am A Child – Memphis” puede ser vista en https://www.iamachild.us/the-lorraine-motel-memphis. Para obtener más información, visite civilrightsmuseum.org.