Oscars 2018: The State of Advertising

 

Por Lucas Davis

Para La Prensa Latina

 

Los Premios Óscar del pasado fin de semana dieron una oportunidad para resumir cuáles fueron las mejores películas del último año. Películas fantásticas recibieron premios bien merecidos, como “Shape of Water”, de Guillermo del Toro, que se llevó la estatuilla por mejor película y mejor director. Sin embargo, entre los recipientes no controvertidos, un aspecto del show verdaderamente sobresalió -la publicidad atípica.

A pesar de los ratings, que cayeron un 24%, y la audiencia televisiva llegando a un mínimo, los anunciantes crearon cuidadosamente sus propagandas para los Premios Óscar. Compañías como Wal-Mart y Google lanzaron propagandas de 1-2 minutos, así como películas cortas para promocionar sus nuevos productos y servicios. La constante presencia y el valor de producción de estos comerciales los hizo tan o quizás más importantes y memorables que los discursos mismos.

La propaganda de Twitter enfocada en el empoderamiento de las mujeres suscitó elogios y controversia. El video se enfocó en un poema recitado por la poetisa Denice Frohman, mientras las imágenes de mujeres influyentes fueron proyectadas sobre la pantalla. El poema fue poderoso, sin embargo, la declaración de Twitter de que “Apoyamos a las mujeres en todo el mundo que quieren hacer que sus voces sean oídas y su presencia reconocida” suscitó una crítica significativa. La declaración pareció ser una felicitación de Twitter a sí mismo y no un compromiso, ya que la plataforma ha recibido críticas por no haber respondido a la misoginia y el acoso extendido en el sitio web.

La caída de ratings de los últimos años para los Premios Óscar sugiere un cambio en el rol de la televisión, siendo éste menos sobre el contenido y más enfocado en los comerciales. Sin embargo, parece que mucha discusión y atención han llevado a analizar y verdaderamente cuestionar las declaraciones hechas en las propagandas.

 

¿Preguntas o comentarios? Escriba a Lucas@laprensalatina.com

 

ENGLISH:

 

Last week’s Oscars were a chance to recap some of the best films of the past year. Fantastic movies netted well-deserved awards, with Guillermo del Toro’s “Shape of Water” receiving both best picture and best director. However, amidst the uncontroversial recipients, one aspect of the show truly stood out—the atypical advertising.

Despite ratings falling by 24%, and viewership reaching a low in recent years, advertisers have carefully crafted their Oscars spots. Companies such as Wal-Mart and Google showed 1-2-minute-long advertisements, short films to promote their new products and services. The constant presence and higher production value of these ads made them as, if not more important and memorable than the speeches themselves.

Twitter’s ad focused on women’s empowerment drew both praise and controversy. The video focused on queer poet Denice Frohman’s performance, while faces of influential women are played across the screen. The poem was powerful, yet Twitter’s statement that “We stand with women around the world to make their voices heard and their presence known” drew significant criticism. The statement came off less as a commitment and more as premature self-congratulation, as the platform has drawn criticism for not responding to widespread misogyny and harassment on the website.

This years’ Oscars ratings downturn suggests a shift in the role of television as less content-focused and more advertising-based. However, it seems that much discussion and attention has shifted into analyzing and truly questioning claims made in the show’s advertising.

 

Questions or comments? Email Lucas@laprensalatina.com