PERÚ GOBIERNO

Lima, 2 oct (EFE).- Los parlamentarios opositores Mauricio Mulder y Víctor Andrés García Belaúnde retaron hoy al presidente de Perú, Martín Vizcarra, a cerrar el Congreso, después de que éste le pidiera al Legislativo que cumpla con los plazos para aprobar la reforma política y de la Judicatura que ha presentado.

Durante una sesión de la comisión de Constitución del Congreso, Mulder, representante del Partido Aprista Peruano (PAP), acusó al gobernante de querer “ordenar como si fuera un monarca”.

El legislador dijo que Vizcarra es un “adicto a la política” por supuestamente tratar de mantener su buena aprobación ciudadana enfrentándose al Congreso, por lo que señaló si “va a seguir en ese plan” los parlamentarios bien pueden no aprobar las leyes y marcharse.

“Y que el señor Vizcarra vea lo que hace. Nosotros nos dedicaremos a ver nuestros proyectos de ley o que venga y cierre el Congreso pues, vamos a ver, pues. Que venga su ministro acá y que tenga los pantalones de sostener lo que el presidente dice a cada rato en televisión contra el Congreso”, acotó.

García Belaúnde indicó, a su turno, que si el presidente quiere cerrar el Congreso “que lo haga”, porque está demostrado que el pueblo quiere que “se vayan todos”.

Agregó que para la opinión pública “el Congreso es casi una organización criminal” y que “el asunto es muy claro: si el presidente quiere disolver el Congreso, que proceda a hacerlo”.

“Si él quiere, lo invitamos a que lo haga”, remarcó antes de sostener que el gobernante puede seguir la vía del cierre constitucional del Parlamento, pero también “si quiere, puede hacerlo por la fuerza militar, puede llegar acompañado de la población”.

Por su parte, la legisladora Lourdes Alcorta, del partido fujimorista Fuerza Popular, acusó a Vizcarra de haberse “paseado por todo el país despotricando contra el Congreso”.

“Es inaceptable que habiendo asumido que estamos debatiendo, a 48 horas de terminar con estas propuestas, esté despotricando”, se quejó luego de sostener que Vizcarra llegó al poder “de casualidad”, tras la dimisión en marzo pasado de Pedro Pablo Kuczynski por sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht.

Durante una visita que hizo hoy a la ciudad de Huancayo, Vizcarra pidió al Congreso que no “desnaturalice” las reformas planteadas y recordó el compromiso de que estén aprobadas este 4 de octubre para que puedan ser sometidas a un referéndum el 9 de diciembre.

“Yo les pido, con el respeto que se merece, pero con la firmeza que nosotros también le tenemos al Congreso que, por favor, no desnaturalice (los proyectos)”, dijo.

A pesar de manifestar su confianza en que se cumplirá con los plazos, Vizcarra rechazó la posibilidad de que se junte en un solo proyecto la prohibición de la reelección de congresistas con la conformación de un legislativo con cámaras de diputados y senadores.

El Ejecutivo presentó hace dos semanas una cuestión de confianza a la reforma política y judicial que fue defendida por el primer ministro, César Villanueva, ante el Congreso, que finalmente dio su apoyo a las reformas y se comprometió a someterlas a referéndum el 9 de diciembre.

Desde ese momento, el Congreso ha aprobado la reforma total del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), así como la regulación de la financiación de las organizaciones políticas, dos de los proyectos planteados por Vizcarra.

Aún quedan pendientes de debate los proyectos que plantean la bicameralidad del parlamento y la no reelección de congresistas, que deben aprobarse en las próximas 48 horas para cumplir con el ofrecimiento dado al Ejecutivo.