Foto: Emma González, una estudiante de la escuela de bachillerato Marjory Stoneman Douglas, pronuncia un discurso en una manifestación por el control de armas en el Tribunal Federal del condado de Broward en Fort Lauderdale, Florida, el 17 de febrero del 2018. (Getty Images)

 

Political Relevance in the Wake of Florida Shooting

 

Por Lucas Davis

Para La Prensa Latina

 

Como consecuencia del fatal tiroteo el pasado 14 de febrero en Parkland, Florida, una demanda ha sido extendida a nivel nacional para una inmediata acción política y un control de armas más estricto. Al frente de esta demanda hay una gran cantidad de jóvenes, muchos de los cuales son adolescentes -algo que nunca antes se había visto.

En los días después del tiroteo, se le ha puesto mucha atención al presidente Donald Trump y otros funcionarios. Sin embargo, rápidamente se ha vuelto evidente que, más que los típicos “rezos y pensamientos”, muy poco será ofrecido en respuesta al reciente tiroteo. Parece muy desatinado por parte del presidente pedir “no sólo tomar acción…pero hacer esa diferencia,” como dijo en su discurso, mientras ha estado evitando sistemáticamente el asunto urgente de modificar las leyes sobre las armas.

Siempre he percibido que detrás del razonamiento de los jóvenes hay un deseo de justicia. Además, los adolescentes también tienen muchas veces la habilidad y el deseo de reconocer el engaño y la falsedad. Esa habilidad fue la que mostró Emma González, una estudiante de la escuela Marjory Stoneman Douglas que dio un discurso acerca del control de armas en un mitin en Fort Lauderdale. Su uso de evidencia, como las estadísticas de shootingtracker.com y el dinero que el presidente Trump ha recibido de la NRA (Asociación Nacional de Rifles), fue sumamente convincente. Sin embargo, la llamada a la acción de González fue lo que retumbó tan fuertemente, “Vamos a ser esos jóvenes sobre los que lees en los libros de texto. No porque vayamos a ser otra estadística sobre tiroteos masivos en los Estados Unidos, sino porque vamos a ser el último tiroteo… Vamos a cambiar la ley”.

Mientras mucha gente, en todas partes del país, exige una respuesta sobre las leyes de armas, es sorpresivo que el presidente Trump se encuentre sin palabras por una vez en la vida. El discurso de González resume la falta de responsabilidad y la necesidad de acción que hay: “La gente en el gobierno que fue elegida por votación nos está mintiendo. Y parece que nosotros, los jóvenes, somos los únicos que nos damos cuenta… Nos callan hasta la sumisión cuando nuestro mensaje no llega a los oídos del país… Dicen que ninguna ley podría haber prevenido los cientos de tragedias sin sentido que han ocurrido. Nosotros le llamamos a eso una gran mentira”.

 

¿Preguntas o comentarios? Escriba a Lucas@laprensalatina.com

 

ENGLISH:

 

In the aftermath of the deadly shooting in Parkland, Florida on February 14th, a widespread call for political action and gun control is occurring nationwide. However, to a degree not seen before, at the forefront of this call are young people, many of which are teenagers.

In the days after the shooting, there has been much attention on President Donald Trump and other government officials. However, it quickly became apparent that little more than the typical “thoughts and prayers” would be offered in response to the shooting. It seems quite tone-deaf of the President to call to “not simply take actions…but make that difference,” as he cited in his speech, while systematically avoiding the pressing issue of gun laws.

I have always perceived that behind young people’s thought process there’s often a desire for justice. Furthermore, teenagers often also have an ability and desire to recognize deceit and untruthfulness. This ability is exactly what Marjory Stoneman Douglas student Emma González exhibited as she delivered a speech to a gun control rally in Fort Lauderdale. Her use of evidence, such as statistics from shootingtracker.com and NRA money President Trump has received was extremely convincing. However, González’ call to action was what resounded so strongly, “We are going to be the kids you read about in textbooks. Not because we’re going to be another statistic about mass shooting in America, but because…we are going to be the last mass shooting…we are going to change the law.”

As people across the nation ask him to comment on gun laws, it’s telling that President Trump finds himself speechless for once. González’ speech sums up the lack of accountability and need for action, “The people in the government who were voted into power are lying to us. And us kids seem to be the only ones who notice…they hush us into submission when our message doesn’t reach the ears of the nation…They say no laws could have prevented the hundreds of senseless tragedies that have occurred. We call BS.”

 

Questions or comments? Email Lucas@laprensalatina.com