DENTAL HEALTH

Dr. Scott Morris, M.Div.

 

Es fácil mantener tu boca limpia y saludable, y mantenerla siempre así. Una rutina simple puede ser muy útil para prevenir la mayoría de los problemas dentales, por lo que este mes, vuelve a comprometerte a tener una buena higiene oral.

  1. Cepíllate los dientes con una pasta dental con flúor después de tu última comida por la noche y cuando te levantes por la mañana. ¿Necesitas un socio responsable? ¡Cepilla tus dientes con tus hijos u otro miembro de la familia o compañero de cuarto!
  2. Limpia entre los dientes con hilo dental antes o después del cepillado una vez al día. Si usar el hilo dental duele al principio, o si tus encías están sangrando, ¡no te des por vencido(a)! Mantén una rutina regular de cepillado y uso del hilo dental todos los días, y el dolor debería desaparecer en una o dos semanas a medida que tus encías se vuelven más saludables.
  3. Consume los alimentos que sean buenos para tus dientes. Sustituye los alimentos y las bebidas azucaradas en tu dieta por agua, fruta y verduras. Tus dientes adoran las fresas, el agua, las manzanas, los vegetales de hoja verde y las zanahorias.
  4. ¡Visita a tu dentista! Si ha pasado un buen tiempo desde tu último chequeo dental, llama a tu dentista y programa una cita.

Seguir estos pasos sencillos puede ayudarte a lograr una sonrisa saludable este otoño -y de por vida.

 

Una buena salud es más que vivir libre de dolores o enfermedades. La fe, el movimiento (corporal), el trabajo, las emociones, la nutrición, los amigos y la familia merecen de toda tu atención.

El equipo de Church Health se une a nosotros cada semana, en la sección de “La Vida Importa” -“Life Matters”, en inglés-, para discutir sobre las realidades de nuestra vida cotidiana y ayudarnos a la vez a lograr tener una salud óptima en cuerpo y espíritu.

 

ENGLISH:

 

It’s easy to get your mouth clean and healthy and keep it that way. A simple routine can go a long way in preventing most dental problems, so this month, recommit yourself to good oral hygiene.

  1. Brush your teeth with a fluoride toothpaste after your last meal at night and when you wake up in the morning. Need an accountability partner? Brush with your kids or another family member or roommate!
  2. Clean between your teeth with floss before or after brushing once a day.If flossing hurts at first, or if your gums are bleeding, don’t give up! Keep up a regular routine of daily brushing and flossing, and the pain should stop within a week or two as your gums get healthier.
  3. Eat the foods your teeth love; you’ll love them, too.Swap out sugary foods and drinks in your diet for water, fruit, and vegetables. Your teeth love strawberries, water, apples, leafy greens, and carrots.
  4. Visit your dentist!If it’s been awhile since your last checkup, give your dentist a call and schedule an appointment.

Taking these simple steps can help you achieve a healthy smile this fall – and for life.

 

Good health is more than living free of pain or disease. Faith, movement, work, emotions, nutrition, and friends and family all deserve your attention. 

The Church Health team joins us each week for “Life Matters” to discuss the realities of our everyday lives and help us achieve health in body and spirit.