Shei Luna and her Ethereal Art

 

Por Rafael Figueroa – LPL

 

MEMPHIS, TN (LPL) — La revolución artística en Memphis ha estado siempre presente, pero recientemente ha florecido aún más gracias a las diversas actividades comunitarias y festivales que se han estado llevando a cabo en la ciudad a lo largo de todo el año.

Durante una exhibición en el parque Gaisman conocimos a la artista Shei Luna (su verdadero nombre es Neftalí Naomi Luna Segundo), quien luego nos ofreció una entrevista exclusiva.

A continuación:

 

LPL: ¿De dónde eres originaria?

Shei Luna: De Cd. Victoria, Tamaulipas, México.

 

LPL: ¿Estudiaste en las escuelas de Memphis?

Shei Luna: No, jamás tuve la oportunidad de ingresar en ninguna de las escuelas aquí. A pesar de haberme desmotivado al principio, después no sería algo que frenara mi necesidad de superarme.

 

LPL: ¿Cuándo decidiste pintar?

Shei Luna: Bueno, he dibujado desde que tengo memoria, y lo continué haciendo hasta la primaria; creo que como casi todos. Pero cuando fui creciendo, más específicamente a mis casi 14 años, tuve una epifanía influenciada por muchos artistas que seguía en internet. Aquí me di cuenta de que se podría vivir del arte no sólo de la manera clásica que nos enseñan desde pequeños, como lo es presentarse en galerías, museos y demás -un proceso algo tardado y aburrido para la mente de un infante, ¿no?-, sino más bien al crear ideas tuyas, representarlas a tu manera, en tu medio favorito y venderlas en formatos variados a un público especifico que aprecie tu visión de la realidad; o sea, para mí, siendo una adolescente en ese entonces, el darme cuenta de esto fue un cambio brutal a la manera en la que veía esta carrera y sus variantes. Poco después, investigando lo más que pude al respecto, pude entender que lo que quería hacer realmente, lo único que me llenaba de gozo y aquello que llenaría mis expectativas de lo que yo entendía como una vida plena y feliz, era ser artista, y siendo más específica, ilustradora. Desde ahí, pues, nadie pudo quitar esa idea de mi cabeza.

 

LPL: ¿Cuál es tu técnica favorita?

Shei Luna: No tengo una técnica o medio favorito por más que le piense, creo que mi gusto por cada medio se basa en la necesidad del momento. Cuando tengo un trabajo que requiere usar pasteles, por ejemplo, estos se vuelven mi sangre y ni quien me pare; pero si, días después necesito usar acuarelas o acrílicos, pasa lo mismo. Cada vez que uso técnicas diferentes, siempre aprendo algo nuevo sobre ellas. El aprendizaje nunca para, sea cual sea, por eso las respeto y admiro a todas por igual, incluyendo aquellas que jamás he intentado, como el óleo.

 

LPL: ¿Hay algún artista que admiras?

Shei Luna: No me cabrían la páginas para nombrarlos a todos. Están Dante Alighieri, Jamie Hewlett, Gustav Klimt, Loish, Bouguereau, Martin Molin (Wintergatan), Bokkei, Miguel Ángel, Haris Nukem, Jacquelin de León, Caravaggio, WLOP, Leonardo da Vinci, Icuong, Vincent van Gogh, Björk, John William Waterhouse, Isnard y Kelogsloops por mencionar algunos pocos.

 

LPL: ¿Qué influencias artísticas tienes?

Shei Luna: No se me ocurren influencias de manera específica porque el proceso creativo es bastante complicado de describir, pero la mayoría de las veces, cuando pienso en alguna obra que quiero crear, trato de plasmar cierta melancolía, algo de fantasía o un amor trágico -tal cual me provocaba leer la Comedia de Dante. Obviamente, no todas las obras que llego a hacer lo transmiten como tal, pero siempre existe eso dentro de mí a la hora del proceso creativo. En cambio, cuando se trata de pinturas más “sencillas” o retratos de clientes, siempre trato de que se note ese lado perfeccionista y el cariño que le tengo a lo que hago. No tengo otra manera de explicarlo, las obras hablan por sí solas, supongo.

 

LPL: ¿Alguna experiencia que quieras platicar con respecto a tu arte?

Shei Luna: Muchas personas, cuando ven mis obras terminadas o mis comisiones, tienen la idea de que sé exactamente lo que estoy haciendo al momento de haberlas iniciado; pero es todo lo contrario, casi todo el tiempo estoy en un aprendizaje constante. Los materiales son tan impredecibles como las ideas, y tan solo comenzar con los colores base puede llevar a mil posibilidades distintas. Puedo equivocarme en un segundo sin marcha atrás y aún así buscar la solución o resignarme y comenzar de nuevo con otras mil posibilidades. Para mí, comenzar un dibujo, sea cual sea, es toda una odisea; tengo la idea de cómo podría resultar, pero el camino puede ser tan difícil como escalofriante y siempre se trata de tomar el valor para iniciar y el valor para seguir hacia aquello que quiero expresar. Suena agotador y lo es, pero el resultado que obtengo por este sacrificio es mucho más placentero de lo que se imaginan, y ese momento de gloria hace que todo valga la pena.

 

LPL: ¿Qué consejos le darías a los jóvenes que apenas comienzan a descubrir sus dotes artísticas?

Shei Luna: ¿Cómo decirlo? Cuando yo era más joven recuerdo que los artistas a los que admiraba decían “practica, dibuja a diario” una y otra vez. Hoy en día se sigue repitiendo ese mantra artístico. Obviamente, intenté hacerles caso cuando era una adolescente, pero con el paso de los años hay cosas que he aprendido que me hubiera gustado que me repitieran hasta que mi terca cabeza se las grabara; una de ellas es que no te sirve de nada practicar a diario si no te alimentas de conocimiento a la par. Es muy necesario para ti que leas sobre arte, artistas, técnicas, materiales; que veas películas, toma fotografías de lo que te gustaría dibujar o crear, sal al mundo exterior, intenta emular obras que te gusten con nuevas técnicas que acabas de descubrir, fusiónalos con elementos que descubriste por ahí y experimenta con ellos, porque sin nada de esto tu memoria y creatividad están vacías. Otra cosa también, es importante que entiendas que no a todos les va a gustar lo que haces. Una de las cosas que se requiere para ser artista es aprender a recibir críticas u opiniones. ¡Ojo!, aceptar y recibir no es lo mismo; recibe lo que te digan con gratitud y toma de ahí aquello que te ayude en tu crecimiento artístico y lo demás. Aquello que hiere a tu persona de manera intencional o no tiene bases artísticas que puedas tomar, simplemente ignóralo; sé que es fácil decirlo pero créeme, esto siempre va a pasar sino es que ya te ha pasado. No aceptes todo lo que te digan porque no siempre será lo correcto para ti y/o lo que necesitas, pero tampoco seas un cabeza dura e insistas en que lo que haces es perfecto sin recibir realimentación, porque solamente frenarás tu camino artístico. Y por último, esto es algo que entenderás tarde o temprano (cuando yo pude comprenderlo, mi visión respecto a esta carrera cambió completamente): no existe el talento, sino la acumulación de tu conocimientos y habilidades. Habiendo dicho esto, te deseo lo mejor y no dejes de crear.

 

LPL: ¿Cuáles son tus planes para el futuro?:

Shei Luna: Ésta es más difícil, pues ni siquiera sé que haré mañana. Lo que quiero es poder trabajar a tiempo completo de mi arte. Tal vez, algo más cercano, una tienda online con mis productos. Sé que es un camino complicado, pero es lo que siempre he querido, es lo que me hace feliz y estoy dispuesta a hacer sacrificios y esforzarme lo necesario para lograrlo.