FÚTBOL AMAÑOS

Valencia (España), 9 dic (EFE).- El delantero uruguayo Cristhian Stuani, actual máximo goleador de la segunda división española de fútbol, y el técnico argentino Leo Franco han sido absueltos de la acusación de corrupción deportiva en el macrojuicio por el supuesto amaño del partido Levante-Zaragoza de la última jornada de la Liga española de fútbol 2010-11.

Stuani, actual delantero del Girona y entonces militaba en el Levante. Leo Franco era, en aquella temporada, el arquero del Real Zaragoza. Ambos fueron investigados junto a otros 34 jugadores de ambos equipos, por la denuncia que interpuso el actual presidente de LaLiga, Javier Tebas, en base a lo que le contó un exjugador del club zaragocista.

Según esa denuncia, el Zaragoza pagó 1’7 millones de euros a los jugadores del Levante por dejarse perder y evitar el descenso. El Levante perdió ese partido por 1-2 y el perjudicado fue el Deportivo de La Coruña, que descendió a la segunda división.

El Juzgado de lo Penal número 7 de Valencia consideró este lunes que no puede darse por probado que el destino de ese dinero fueran los jugadores del Levante y rechaza que el partido estuviera amañado.

El juez sí condena a dos exdirectivos del Zaragoza por un delito de falsedad documental, a un año y tres meses de prisión.

Los condenados por falsedad de documentos privados son el expresidente Agapito Iglesias, así como el exdirector financiero del club Javier Porquera, por alterar las nóminas de los jugadores para ocultar el destino de 1.7 millones de euros, que sacaron de la entidad ante su inminente entrada en concurso de acreedores.

De esta forma los 36 exfutbolistas de Zaragoza y Levante, entre los que se encuentran algunos todavía en activo como Ander Herrera, Vicente Iborra, Cristian Stuani y Gabi Hernández, así como el técnico mexicano Javier Aguirre, han quedado absueltos de un delito que les podía haber acarreado además su inhabilitación deportiva.