CUBA TORMENTA

La Habana, 29 abr (EFE).- Una tormenta severa con fuertes vientos dañó el domingo un área de 800 metros cuadrados de techos del aeropuerto internacional Abel Santamaría de la ciudad de Santa Clara, en el centro de Cuba, y unas 150 viviendas y la electricidad en la zona, informaron este lunes medios estatales.

La instalación aeroportuaria ha paralizado sus operaciones hasta nuevo aviso y anunció que la salida de los vuelos previstos ha sido trasladada a terminales cercanas como las del balneario de Varadero (occidente) y la ciudad de Cienfuegos (centro).

Entre los vuelos reubicados para este lunes figuran los de las aerolíneas estadounidenses American Airlines y Southwest que estaban programados para el domingo último.

El fenómeno meteorológico afectó a viviendas en las comunidades de Base Aérea, Yabú, San Miguel, Frank País, Sakenaf y Caracatey, donde ocurrieron las mayores incidencias, entre ellas un derrumbe total y otro parcial, y los restantes daños fueron a techos y pérdida de puertas y ventanas, según reportó la Agencia Cubana de Noticias.

Hasta el momento 11 circuitos están sin servicio eléctrico en la ciudad, donde también se reportaron interrupciones en las redes telefónicas.

Especialistas del centro meteorológico de la provincia de Villa Clara explicaron que la tormenta local severa que azotó este domingo la zona registró vientos de hasta 100 kilómetros por hora y la caída de granizos del tamaño de una moneda, y aclararon que no se trató de un tornado.

En la misma jornada se registraron otras tormentas acompañadas de caída de granizos, vientos fuertes en rachas y lluvias intensas en el municipio Guanabacoa de La Habana, en Santa Cruz del Norte (Mayabeque, este de La Habana), y en Cabaiguán y Najasa, localidades de las provincias centrales de Sancti Spíritus y Camagüey, respectivamente.

El Instituto de Meteorología de la isla informó de que una vaguada de niveles medios y altos sobre el estrecho de La Florida y el occidente de Cuba, así como el fuerte calentamiento propiciaron un “brote de tormentas” con lluvias y vientos.

El pasado 27 de enero, un devastador tornado azotó con vientos de más de 300 kilómetros por hora varios municipios de la ciudad de La Habana, donde dejó siete muertos, casi 200 heridos y unos 10.000 desplazados, además de 7.800 viviendas destruidas y afectadas de manera parcial, entre otros estragos.