LATINOAMÉRICA CHINA

Buenos Aires, 2 ago (EFE).- Autoridades políticas y empresariales de Uruguay promocionaron hoy en Buenos Aires la cumbre de negocios China-LAC, que acogerá la ciudad uruguaya Punta del Este entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre con el fin de estrechar los vínculos comerciales entre el país asiático y América Latina.

“China es el principal socio comercial de muchos países” de la región y “uno de los motores de crecimiento de la economía mundial”, destacó en una entrevista con Efe Antonio Carámbula, director de la agencia de promoción de inversiones y exportaciones Uruguay XXI.

Junto al Consejo Chino Para el Fomento del Comercio Internacional (CCPIT) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la entidad es la encargada de organizar la edición número 11 del evento, que, por primera vez, tendrá lugar en Uruguay -en concreto, en la costera Punta del Este-, con la presencia de unos 600 empresas chinas y latinoamericanas.

Para Carámbula -que se encargó de presentarlo este miércoles en la embajada uruguaya en Argentina ante políticos, empresarios y personal diplomático de la región-, en un momento como el actual, “en que las ideas proteccionistas están campeando”, China es un socio fundamental porque “es uno de los que aboga por el libre comercio”.

Además, considera que la cumbre supondrá una oportunidad para que se produzca un acercamiento entre dos regiones “que todavía se conocen poco”.

Esencialmente, “Uruguay es conocido por el fútbol y la carne en China”, pero “aspiramos que después de este evento, se sigan estrechando los vínculos comerciales entre ambas regiones y que nos conozcan también como una región amiga en la cual se pueda confiar”, agregó.

Carámbula aseguró que al ser el “principal productor de alimentos del mundo”, América Latina tiene un interés central en este encuentro para encontrar nuevos mercados a los que destinar sus excedentes.

China, por su parte, “precisa mercados para colocar sus productos, mercados donde comprar, sobre todo alimentos, y además precisa oportunidades de inversión”, valoró.

Asimismo, el crecimiento de la región en los últimos tiempos ha hecho que necesite mejorar “la cantidad y la calidad de las infraestructuras”, algo que él ve como “un punto de contacto importante”.

Por último, el otro sector al que se prestará una especial atención en la cumbre es el de la energía: “hoy, en niveles de generación de energías renovables, muchos países estamos muy bien”, lo que significa “nuevas oportunidades de negocios vinculadas a la energía, que tiene que ver con el transporte y demás”.

Con el fin de discernir y debatir sobre todas estas “tendencias” comerciales, el foro -en el que además de empresarios, participarán funcionarios de ambas regiones, consultores y organismos internacionales- celebrará sesiones plenarias sobre el estado de estas relaciones y otras paralelas en torno a cada sector concreto, así como rondas de negocios y algunas reuniones privadas.

Según apuntó hoy el embajador de Uruguay en Argentina, Héctor Lescano, durante la presentación de la cumbre, en estos momentos de “cambios de paradigmas comerciales”, tener una vinculación con China “es un valor muy importante”, por lo que destacó que para que sea efectivo, este acercamiento debe trasladarse también al Mercado Común del Sur (Mercosur).