CollaboratorsCrime & JusticeEducationHuman InterestInes NegretteMid-SouthMotivation & Self-helpPsychology & TherapySocial Issues

What Is Sexual Assault?

¿Qué es el Acoso Sexual?

 

Por Inés Negrette

Fundadora y directora ejecutiva de CasaLuz

 

El acoso sexual es un comportamiento que se puede definir como una serie de conductas no deseadas con un contexto sexual. Se caracteriza por una persecución que tiene como meta lograr que la otra persona acceda a hacer lo que se le está constantemente exigiendo. Estas situaciones se pueden dar a través de comportamientos indeseados ya sean físicos, verbales o no verbales que tienen un contexto sexual con el propósito de atentar contra la dignidad de una persona, en particular cuando se crea un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo.

Lamentablemente, el acoso sexual es muy común y se puede presentar tanto en la escuela, en el trabajo, en la iglesia, en el ámbito familiar, etc. En muchas ocasiones, el acosador toma ventaja, ya sea de la posición de autoridad que pueda tener o de la confianza que le tiene la víctima; y también en muchos otros casos se aprovecha de la situación de vulnerabilidad que pueda estar viviendo la víctima en su vida personal. Generalmente, cuanto este tipo de acoso se da, por ejemplo, en el trabajo, el acosador es la persona que tiene una posición superior en relación a la persona acosada, entonces usa su posición de autoridad para someter a otros: por ejemplo, cuando el jefe o supervisor acosa a su empleada(o) ejerciendo presión para que acceda a tener relaciones sexuales, porque si no, la(o) va a despedir; lamentablemente, muchas víctimas del acoso sexual aceptan esta situación y no la denuncian porque temen perder sus trabajos y con ello el sustento para sus familias. El acoso sexual puede perjudicar a personas de ambos sexos, pero estadísticamente la mayoría de las víctimas son mujeres.

El acoso sexual hacia las mujeres es uno de los muchos tipos de violencia contra la mujer que impide y obstaculiza su pleno desarrollo en la sociedad y la posibilidad de ejercer todos sus derechos como el de tener una vida libre de violencia, lo cual incluye el ser libre de toda forma de discriminación y el derecho a ser valoradas y educadas libres de patrones machistas que colocan a la mujer en un nivel inferior.

 

El Acoso Sexual puede ser:

Físico: tocamientos, pellizcos, caricias, manoseos, palmaditas, apretones, acercamientos innecesarios, abrazos, besos o masajes indeseados, roces deliberados incluyendo en partes privadas, acorralar a la persona, miradas lascivas, entre otros.

Verbal: hacer comentarios o insinuaciones sexuales, contar chistes de carácter sexual o preguntar sobre fantasías eróticas, cambiar las conversaciones hacia temas sexuales, solicitar favores sexuales, llamadas de teléfono ofensivas, bromas sugestivas, invitaciones no deseadas para sexo o persistentes peticiones para salir a citas, preguntas intrusivas acerca del cuerpo o la vida privada de otra persona, insultos o burlas de naturaleza sexual y amenazas, entre otros.

No-verbal: gestos de connotación sexual, presentación de objetos pornográficos, miradas lujuriosas, silbidos, correos electrónicos o mensajes de texto sexualmente explícitos y avances inapropiados con fines sexuales en redes sociales. Y en el ámbito laboral, intentar u obligar a la mujer trabajadora a realizar determinados trabajos en la oficina del jefe o supervisor o a trabajar fuera de los horarios de oficina.

Efectos comunes que pueden presentar las víctimas de acoso sexual: estrés, ansiedad, depresión, frustración, impotencia, insomnio, fatiga, disminución de la autoestima, humillación, cambios en el comportamiento, aislamiento, deterioro de las relaciones sociales, intentos de suicidio y hábitos adictivos, entre otros.

Para una víctima de acoso sexual es importante reconocer que el acoso sexual es un crimen que debe ser reportado; que ha sido víctima de un crimen y que no es su culpa, que hay servicios disponibles y que su estatus migratorio no importa. La valentía y determinación de cientos de mujeres que vencieron sus miedos han logrado obtener justicia para sus casos y han logrado detener a abusadores para no seguir cometiendo sus crímenes con otras víctimas. También es recomendable reunir evidencias como videos/grabaciones de las acciones físicas, verbales o no verbales, correos electrónicos, mensajes de texto, uso de las diversas redes sociales con mensajes sexualmente explícitos, testimonios/declaraciones de testigos que lo hayan presenciado o de otras personas que hayan sido víctimas también, constancias médicas de las lesiones, constancias psicológicas del sufrimiento y sus manifestaciones, etc.

Las víctimas inmigrantes hispanas de crímenes sexuales, incluyendo el acoso sexual, enfrentan muchas más barreras y obstáculos además del idioma, ya que pueden tener temor a que nadie les crea o de que las culpen, especialmente cuando el abusador tiene alguna posición de poder o autoridad. También pueden tener miedo a llamar a la policía, a ser deportadas y a ser señaladas socialmente. Muchas víctimas se quedan paralizadas por el miedo y no buscan ayuda porque no conocen sus derechos y los servicios disponibles.

Si tú o alguien que conoces ha sido víctima de acoso sexual, busca ayuda; no tengas miedo, no estás sola(o). Para más información, comunícate con CasaLuz llamando al 901-500-8214; Facebook: CasaLuz Memphis; Correo Electrónico: info@casaluzmemphis.org; Website: casaluzmemphis.org.

CasaLuz es la primera y única agencia culturalmente dedicada a asistir exclusivamente a las víctimas hispanas/latinas de violencia doméstica y asalto sexual en el área de Memphis/Condado de Shelby. Todos nuestros servicios son confidenciales y gratuitos, incluyendo consejería individual, grupos de apoyo, abogadas para casos civiles y de inmigración.

 

Related Articles

Back to top button
Close
Close