“Barrier Free,” an Artistic Protest for Immigrants and Human Rights

 

Por Vivian Fernández – LPL

 

 

“Barrier Free,” an Artistic Protest for Immigrants and Human Rights

 

Por Vivian Fernández – LPL

 

MEMPHIS, TN (LPL) — El Museo de Arte de la Universidad de Memphis se ha convertido en lo que se podría decir un centro de conversación y concientización sobre todas esas barreras que nos impiden funcionar mejor como una sociedad libre y justa, sin olvidar, por supuesto, la crisis por la que están pasando los inmigrantes en los Estados Unidos y las nuevas políticas que atentan contra los derechos civiles y humanos de todos los habitantes de este país. Y es que el museo, ubicado en el 3750 Norriswood Ave., Memphis, Tennessee 38152, será hasta finales de año la sede de la más reciente exhibición de la famosa artista local Yancy Villa-Calvo, llamada “Barrier Free” o “Sin Barreras”, en español.

En una entrevista con La Prensa Latina, Villa-Calvo comentó que “Sin Barreras” es “precisamente una invitación a que hagamos conciencia de lo que ha pasado por muchos años en cuestión migratoria y justicia social. Pero es aún más importante hablar de ello ahora que los líderes políticos de, se supone, el país más poderoso e incluyente, le han dado un giro de criminalidad a los derechos humanos, a los cuales TODAS las personas del mundo son dignas. Como artista plástica uso mi voz para, a través de ‘Barrier Free Art’, difundir un mensaje de aceptación, compasión y acción”.

Según la artista mexicana, “Barrier Free” es una instalación de arte comprometida con la sociedad que fue diseñada especialmente para Latino Memphis. Aparte de ser una auténtica representación artística de la triste y dura realidad de muchos inmigrantes, sobre todo de quienes están indocumentados, la exhibición en sí busca destacar el impacto de las barreras en los seres humanos.

“A lo largo de la historia, los humanos han construido muros para proteger, definir y dividir. Algunas paredes son físicas, otras son barreras intangibles. Independientemente de su composición, las barreras impiden que las personas puedan alcanzar sus metas o el destino deseado”, dijo Villa-Calvo. “La instalación intenta ser inclusiva y abierta a la interpretación. Los símbolos hacen referencia a las barreras en torno a la nacionalidad, raza, religión, orientación sexual e identidad, género y aspectos socioeconómicos. Este proyecto es menos sobre el actual muro en la frontera que divide a Estados Unidos de México y más sobre los intentos sistemáticos de dividir a individuos, familias y comunidades”, agregó.

La instalación de “Barrier Free” consta de tres elementos esenciales:

  1. Una barrera física con fotografías de individuos y familias que representan la bella diversidad que actualmente existe en Memphis y en el resto del país. Ya sean inmigrantes, refugiados, judíos, cristianos, musulmanes, asiáticos, afroamericanos, caucásicos, latinos, etc., todos forman una parte esencial de nuestra comunidad; pero, si nos separan física y emocionalmente, seremos una comunidad incompleta y sin riqueza alguna, de acuerdo con Villa-Calvo.
  2. Siluetas independientes de metal del tamaño natural de las familias. Cada figura tiene un material reflejante, de esta manera el participante puede verse a sí mismo al estar de pie frente a la silueta de un miembro de la familia que ha sido deportado. La intención es provocar empatía al acercar por un momento a las personas a la experiencia de la separación forzada, producto de unas políticas que son socialmente injustas y que se concretan en construir un gran muro fronterizo y aumentar las deportaciones, así como la prohibición musulmana, el encarcelamiento masivo y la intolerancia, entre otras formas de discriminación.
  3. Una cerca real e interactiva de expresión en la que las personas pueden tener un rol participativo y expresar sus ideas, críticas constructivas, deseos, frustraciones, propuestas de solución y algún pensamiento u oración en honor o en memoria de alguien. Los espectadores también pueden hacer una donación a organizaciones que ya están trabajando en este esfuerzo social. Esto permitirá que las personas participen y se involucren en el cambio social de una manera más permanente.

Villa-Calvo comenzó a trabajar en este concepto de arte en el 2015, cuando Donald Trump anunció su candidatura a la presidencia “declarando una serie de falsas y falta de respeto a los inmigrantes, en especial a los mexicanos”.

El diseño y la fabricación comenzaron a principios del 2017, haciendo posible que la exhibición pudiera ser presentada por primera vez, y a menor escala, en un festival de Latino Memphis. Desde entonces, “Barrier Free” ha viajado por distintas ciudades de Tennessee (Memphis y Murfreesboro), Texas (Houston) y Arizona (Phoenix). También fue exhibida en Washington, D.C.

Aunque en la mayoría de los casos ha habido una respuesta favorable de parte del público, la artista confiesa haber tenido también muchos rechazos con “Barrier Free”, sobre todo cuando ha propuesto llevar dicha exhibición a lugares conservadores. “En la mayoría de los lugares donde se ha exhibido ha sido por invitación y ha sido bien aceptada, aunque siempre encuentro algunos mensajes negativos de personas que no están de acuerdo”, expresó Villa-Calvo, señalando a su vez que “estos mensajes son igual de importantes, ya que nos permiten conocer el pensamiento y la experiencia de los dos lados. Necesitamos un diálogo entre los polos opuestos para poder salir adelante como comunidad”.

Mientras tanto, “Barrier Free” permanecerá en el Museo de Arte de la Universidad de Memphis hasta el 20 de diciembre del 2018.

“En el museo de arte me permitieron darle un giro a ‘Barrier Free Art’, concentrándome en el trato inhumano de los inmigrantes en los actuales centros de detención de inmigración en la frontera entre Estados Unidos y México que, para mí, son tal cual jaulas donde están las personas pidiendo refugio a Estados Unidos, ya que están luchando por su vida y la de sus familias y están huyendo de las atrocidades en sus propios países”, indicó Villa-Calvo. “Es un derecho humano y no deberían de ser tratados así. Franklin D. Roosevelt sintetizó en 1941 que hay cuatro libertades humanas esenciales: la libertad de expresión, la libertad religiosa, la libertad de vivir sin penurias y la libertad de vivir sin miedo. Además, enfatizó que estas libertades humanas esenciales deberían de ser extendidas a todo el mundo. La exhibición en el museo es muy cruda, pero es la realidad y tristemente hay mucha gente que ni siquiera sabe que esto está pasando”.

En adición a la exhibición, el 8 de diciembre habrá un programa de colaboración con Ópera Memphis, en donde las diferentes formas artísticas se unirán para “celebrar la diversidad que existe y unirnos como comunidad, demostrando que somos mucho más fuertes y podemos luchar en contra de las injusticias”.

Para este programa, la artista tomará un aspecto de las “Posadas” tradicionales de México para darle un sentido diferente a la piñata. “Será la piñata ‘Truth AND Dare’ o ‘Verdad Y Reto’, en donde cada pico de la piñata representará no un pecado, sino un ‘miedo’, como miedo al otro (incluyendo temas como racismo, discriminación, etc.). Los participantes tendrán dos papeles: en el papel de ‘la verdad’, uno podrá expresar por escrito un miedo al otro (anónimo); y, en el ‘el reto’, se escribirá un compromiso concreto para combatir ese miedo (por ejemplo, le voy a llevar una barrita de granola a mi compañero de la escuela que es de otra religión o que es homosexual o que es inmigrante o refugiado). La idea es que ‘la verdad’ se pegue a uno de los picos de la piñata y ‘el reto’ se deposite dentro de la piñata con dulces. El sábado, 8 de diciembre, se romperá adentro del museo y los dulces -compromisos para mejorar nuestra comunidad- caerán derramando las ‘bendiciones’ sobre todos”.

Este último evento es gratis y todos son bienvenidos. La comunidad también está invitada a traer un platillo tradicional de sus respectivos países y culturas para compartir.

Para más información sobre “Barrier Free”, visitar https://www.barrierfreeart.org/for-freedoms/.

 

“Respetemos, aceptemos, apoyemos y valoremos las diferencias que existen entre todos los grupos; usemos nuestra voz, creaciones, trabajo para mantener un diálogo respetuoso que nos ayude a construir y no levantar muros que nos dividen. A los jóvenes, involúcrense más y aprendan a ser líderes para denunciar las injusticias. A las personas que pueden votar, tomen ese poder tan grande y elijan a gobernantes que puedan hacer un cambio sistemático con leyes compasivas e inclusivas. Finalmente, a todos, no nos volvamos apáticos y no nos cansemos por más que parezca una lucha en vano”. – Yancy Villa-Calvo