When Children Financially Support Their Parents

 

POR/BY LAURA POSADA

Life coach, escritora y conferencista

 

Por ley natural, los hijos dependen en todo sentido de sus padres hasta que llegan a cierta edad. Los padres están en la obligación moral, emocional y legal de hacerse cargo de los pequeños, y proveerles todo lo que necesitan para una vida feliz y completa. Pero, ¿qué sucede cuando es al revés? ¿Qué pasa cuando son los padres mayores quienes dependen económicamente de sus hijos jóvenes o adultos?

Esta situación puede deberse a una falta de previsión de los padres para hacer un fondo de jubilación o invertir en una pensión vitalicia, una enfermedad o viudez repentina, quiebra de la empresa familiar, etc. Por eso, recomiendo enfáticamente a todo el mundo comenzar a pensar desde muy jóvenes en su retiro, y tomar las medidas necesarias para jubilarse con los medios suficientes, para evitar depender de sus hijos que, a su vez, tendrán sus propias familias que cuidar.

En países como Chile, Colombia, Perú y España ya existe la obligación legal de pasar una pensión alimenticia a los padres adultos mayores que no tengan medios suficientes para vivir. Pero más allá de lo que dice la ley, analicemos otros aspectos más emocionales que van intrínsecamente unidos al concepto de familia.

Más que como una obligación, míralo desde la perspectiva del agradecimiento: Si tus padres fueron buenos contigo, te cuidaron, te protegieron, te dieron todo lo que necesitabas, no será difícil encontrar en tu corazón la forma de encargarte de ellos, por amor y agradecimiento. No lo veas como una carga, sino como una hermosa oportunidad de tener cerca a la gente que más te ha querido. Inculca en tu pareja y en tus hijos ese mismo amor por tus padres, para que más adelante, tus hijos sigan el mismo ejemplo contigo.

Aporta un porcentaje de tus ingresos, más que una cantidad fija: Si se trata de pasarles una pensión mensual para que vivan en su propia casa, ofrece un porcentaje de lo que ganas, sobre todo si es variable, para que los ingresos de tu hogar y de tu familia no se vean afectados en caso de que haya un cambio importante.

Si tienes hermanos, compartan la responsabilidad: Una solución podría ser que el padre viva un tiempo determinado en casa de cada hijo, pero sólo si el adulto mayor está de acuerdo. También puede vivir exclusivamente con uno de los hijos, pero se debería llegar a un acuerdo entre hermanos para brindarle no sólo la ayuda económica, sino también tiempo y atención. Es fundamental que entre todos lo animen a mantenerse activo, haciendo alguna actividad, remunerada o no, que le haga sentir útil.

 

@PosadaLifeCoach

http://www.lauraposada.com