Nature as a Unifying Element Towards a Global Culture

 

Por/By Verónica V. Herrera (Ramírez), M.Ed.

Language & Research Skills Teacher

Public Speaking Coach

www.culturephilanthropy.org

@workcommunity

 

Fijarnos en lo local para fomentar nuestra propia cultura es nuestro deber como miembros de la comunidad a la que pertenecemos. Hoy en día, con la tecnología, tenemos una gran ventaja de poder aprender sobre otras culturas y de pertenecer a una cultura global. Es ciertamente la primera vez en la historia de la humanidad que los habitantes del mundo pueden compartir sus valores de una manera universal. Entonces, ¿cómo logramos un balance entre preservar la herencia local y a la misma vez contribuir al desarrollo de la cultura global?

La respuesta son las tradiciones locales practicadas de manera sostenible. Por ejemplo, en la cultura de los inmigrantes de los Estados Unidos, todos traemos costumbres de nuestras tierras que debemos compartir de manera que se puedan amalgamar a las acciones para la solución de retos. Tomando en cuenta que hay otras culturas fuera de la nuestra y compartiendo soluciones para mermar el impacto que causa ser nuevo en otra nación, tenemos la oportunidad de aportar lo nuestro de modo que otros lo puedan apreciar, usar y adoptar.

Todos hemos sido formados por aspectos del folklore, sea la música, sea el campo, o sea la comida tradicional, todas las personas llevan apego sentimental al folklore de su cultura nativa. Existe una intersección entre todos los folklores del mundo que es la naturaleza y los productos que salen de la tierra, por ello la práctica se llama agri”cultura”. De la naturaleza emergen los elementos que inspiran las artes tradicionales y los estilos de vida; el ser humano vive en constante lucha por buscar un balance entre su sobre vivencia y el mundo natural que lo rodea. El encuentro naturaleza y humano es ese espacio que hace que nos sintamos todos conectados como comunidad global.

 

#CulturePhilanthropy